La vuelta al cole (I)



Lo bueno de que vaya llegando el final del verano (...y túúúúú, tú partiráááás...) es que la gente va volviendo a sus hogares, retomando las rutinas del día a día.

Ayer tarde pude quedar con mi
Juani, después de tanto tiempo. Nuestra amistad es algo intermitente, como el Guadiana, pero ahí está siempre. El problema es que no quedamos tanto como quisiéramos, pero para eso está el móvil y los sms. Que siempre tiene algo interesante que contarse, como la historia de su tío Faustino o la boda canomori de su primo.

Este verano mi
Juani estuvo en la costa, descansando a medias. Lo de "a medias" lo digo porque ella, que es así de buena, casi una oenegé, le echó una mano a un amigo que tiene una cafetería. La pobre, con esto de la crisis y la hipoteca, pensaría que ganarse unos eurillos de más nunca vienen mal. Lo que no sabía es lo que le iba a pasar, y que compensaría lo de tener vacaciones a media jornada.


El amigo en cuestión tiene una cafetería que abre a media tarde y nunca se sabe a qué hora cierra, así que mi
Juani se encarga de dejarle medio adecentado el local por las mañanas. Limpiar las mesas, recoger lo que haya por allí tirado (sin imaginar qué pueda haber pasado en los baños o en ese rincón "íntimo" del final de la barra) y recepcionar la mercancía.

Ahí está el quid. Dicho sea de paso que mi
Juani es una mujer de bandera. Nada de una belleza anoréxica tipo "maniquí del Bershka", no. Es una mujer española (de ésas que cuando besan, besan de verdad), con sus curvas bien puestas, donde ni falta ni sobra de nada. Y sin llegar a ser beata, tampoco es una "mujer de vida alegre"; vamos, lo que se dice un putón verbenero, como que no.

Pero cari, una tiene sus necesidades, y si se te presenta un
Calasparra, como para decirle que no.

(¿Que qué es un Calasparra? Un Calasparra, tal y como me explicó mi Juani, es la clasificación que tiene un amigo sobre los tíos. Viene a ser algo similar a un cruce entre Gerard Butler, Leo Gamiani y Sergi López. Un bestiaco. Un hombretón que va exhudando morbo por los poros de su piel. Un "ven p'acá y ponme mirando para Benejúzar",que te da igual que acabes de llegar de la peluquería y te vaya a destrozar el Arriba España restregándote por el suelo como un mochofregona...)


Recapitulemos... Dejamos a nuestra protagonista colocando servilletas en los dispensadores cuando llegó un buenmozo encargado de traerle los barriles de cerveza
(no como el butanero, sino en una carretilla) y las cajas de la chispa de la vida. Un hombretón moreno, con su pelico en el pecho, sus ojos negros y cabello azabache. Un prototipo español sin adulterar por el estereotipo del metrosexual, a pesar de lo cual conocía el desodorante y la bonita costumbre de ducharse todos los días...

En esto que a mi
Juani se le infla la vena fresca que tiene, porque será buena, pero tonta como que no, y se dice "ésta es la mía". A la hora de entregarle el albarán, la resabiá se apoya en las cajas de Coca-cola de tal manera que tenía que agacharse un poco. Lo justo y necesario para dejar entrever un canalillo 100% natural. El chaval en cuestión, como que sucumbió a sus encantos y terminó mirando a esa zona que, obviamente, no era el albarán. La fresca de mi Juani coge, lo mira y con el dedo le levanta un poco la cabeza a la vez que le dice "mejor mírame a los ojos"... El chaval, se incorpora, se mete el dedo en la boca, lo chupetea y la termina empotrando debajo de la diana de dardos. La pobre se volvió loca y no paró de encender y apagar luces a la vez que sonaba alguna melodía. La diana, no mi Juani, ya que la cosa no llegó a más...

...porque tenía la
fragoneta de reparto aparcada en doble fila y alguna malfollá pegó una pitorrada para que la quitaran y el pobre hombre tuvo que salir por patas a seguir con su trabajo.

Ni que decir tiene que lo que quedó de verano, la cabrita de mi
Juani dejaba todos los días dos barriles de cerveza ocupando un hueco para que no se jodiera un buen polvo por el problema del aparcamiento público.



...Las hay con suerte...



[Canción recomendada: Leopardo No Viaja "El butanero"]

18 Aeroguatutadas:

PasaelMocho 11 septiembre, 2009 11:32  

Ay hijo, qué historia más animosa para la vuelta al cole. Siempre me han encantado las "señoras estupendas"

Sr_Skyzos 11 septiembre, 2009 11:35  

Es que ella es una señora estupenda. Y el café dio para mucho, que todavía me contó dos cosas más, no tan espectaculares, pero igual de divertidas.

Gonzalo Fernández 11 septiembre, 2009 11:59  

Necesito que hagas una página en Facebook de tu amiga, porque quiero hacerme fan, jajajajaja!!!

AR 11 septiembre, 2009 12:19  

Como me puede gustar la historia de tu Juani !!!!No sabe na la joia..jejejej lo que habrá disfrutado su perro....
Lo q he disfrutado con tu vuelta al cole jejej. Besicos y recuerdos a tu Juani, espero q siga así de fresca.

Le poinçonneur 11 septiembre, 2009 13:21  

Que diga que sí tu Juani.

Lo que se han de comer los gusanos, que lo disfruten los humanos.

Fennec 11 septiembre, 2009 14:46  

me declaro fan incondicional de los calasparra, y es que uno siempre ha sido aficionado a los buenos arroces.
Algun dia contare por anecdoticas mis dos unicas historias de cruising espontáneo de las que fui consciente. Alguna mas habré sufrio pero como uno es tan despiste...

Gárgamel 11 septiembre, 2009 14:56  

Eso sí es un verano bien aprovechado y no el mío. Donde esté un calasparra que se quiten todos los DavidBeckhams del mundo!

Nyc 11 septiembre, 2009 16:47  

Joder (con perdón), con la Juani, qué bien que aprovechó el veranico...

Peritoni 11 septiembre, 2009 18:36  

Joer, y del calasparra nadie dice nada?

AR 11 septiembre, 2009 18:46  

Arriba los Calasparras!!!

coxis 12 septiembre, 2009 11:00  

¡Arroz Bomba!

el escriba 12 septiembre, 2009 12:42  

Lo de calificar a Leo Giamani como calasparra me tiene desconcertado. Yo lo veo demasiado porn star para ser un calasparra asalvajao. Además es hetero de toda la vida (a saber lo que le pagarán por dejar que se la metan)

Últimamente no puedo con tanta historia sexual. ¿Quién me mandará a mí retirarme de la circulación?

Sra. Amparo 13 septiembre, 2009 20:11  

Punto nº 1: Si ÉSE es un obrero o trabaja en una empresa de reformas, lo quiero pa la mia, cueste lo que cueste. En su defecto, uno similar, que tampoco nos vamos a poner muy exquisitas ahora.


Punto nº 2: La Juani es mucha Juani y puede crear escuela porque la vida, el veranico y las oportunidades son muy fugaces... A ver si nos cuenta un poco más cómo va eso de firmar las entregas de la coca cola y los escotes...

Punto nº 3: Un Calasparra no tiene porqué se necesariamente un hombre grande (aunque la mayoria lo son). Tambien hay Calasparras más chiquiticos, eso si, todos morenos...

hm 13 septiembre, 2009 20:51  

Usted sabe que, en general me van poca cosa y manejables... pero ya ha comprobado que cuando uno tiene que sacrificarse, se sacrifica.

Saga 13 septiembre, 2009 21:06  

Cagontó. Cuando yo estaba soltero y sin compromiso, trabajaba de repartidor. Y a mí nunca se me apareció ninguna "Juani". Cagonlahostia. Lo que hubiera dado yo entonces con la sequía de años que tuve.
La historia es digna de escena de peli porno.

Sr_Skyzos 13 septiembre, 2009 23:49  

*Gonzalo Fernández: Obviamente, mi amiga no se llama Juani, pero por lo demás, todo es real. Y perfil del Facebook tiene. Lástima que no se pueda uno hacer fan.

*AR: Creo que usted y ella harían buenas migas, eso es indudable.

A ver si puedo sacar cinco minutos y os pongo al día con más cosicas, que tiene una compañera de trabajo que también es para atarla en corto.

*Le Poinçonneiur: Es que se ha espabilado a marchas forzadas. A mí me lo contaba y sólo me salía decirle: "fresca, que eres una fresca"; a la vez que rallaba el suelo con los dientes.

*Fennec: Coño, cuente, cuente, que eso es interesantísimo. A mí no me pasan, la última vez que intentaron ligarme en una barra, me puse nervioso y me fui, así que ni te cuento nada de cruising y demás familia.

*Gárgamel: Los rubios insulsos, como que no. Vamos, que si el Becks me dice "tú y yo esta noche, tó lo negro, tó lo rubio" no le iba a decir que no, pero si fuera el Colin Farrell, pues mejor que mejor.

*Nyc: Es que parece que a ella no le pasan cosas, las provoca. Como Chuck Norris.

*Peritoni: Pues del Calasparra no puedo decir mucho, pero conociendo el prototipo y los hombres que le van a mi Juani, como para no hacerme una idea.

*AR: ¡Que viva la denominación de origen!

*Coxis: Ains, un buen arrosico con su pegao al fondo...

*El Escriba: Hombre... ¿Seguro que el Giamiani es hetero? Porque chupa polla que da gusto y gime como una perra cada vez que le borran el cerito...

Y guarreridas, directas e indirectas, llevamos unas cuantas este final de verano.

*Sra. Amparo: Este verano tuvimos unos obreros parecidos enfrente, pero por recato no hice fotos. Y ME ARREPIENTO.

La Juani es una fresca, y deberíamos aprender de ella.

Los Calasparra, da lo mismo que sean grandes o pequeños, mientras estén bien hechos...

*HM: Lo suyo no son sacrificios. Sacrificio sería comerse en pleno mes de agosto un plato recién hecho de mondongo cuando uno es vegetariano.

Lo que usted ha hecho es darse un homenaje por todo lo alto, cacho perro.

*Saga: Es que esas cosas siempre le pasan a los demás, nunca a uno. Por gilipollas y por ser una persona correcta. Ya nos vale.

Loco 14 septiembre, 2009 00:32  

Yo lo tengo claro. El próximo verano, destino costa en busca de un Calasparra. (Dile a la Juani que empiece a dar las coordenadas)

Sr_Skyzos 14 septiembre, 2009 13:03  

Joer, si tiene un detector que pa qué. Si le enseñara fotos de sus dos últimos ligues... Vamos, sin contar al del bar.



Aeroguatutú, que se llama "aero" porque vuela, "gua" por que va por el agua y "tutú" porque, cuando rueda por la carretera, hace "tú...tú..."


Boy Lornsen.


{elaeroguatutu@hotmail.com}