"El curioso incidente del perro a medianoche", de Mark Haddon


¿Que qué leen los investigadores en su tiempo libre? Pues libros de este tipo, además de todos los blogs que pasan por sus pc's (en lo que se asemejan bastante a los funcionarios y resto de oficinistas). He de reconocer que creí que el reclamo de la compra, ante tal título (corto y pegadizo), había sido la foto del escritor. Sinceramente, conmigo habría funcionado... Pero se cree el ladrón que todos son de su condición.

Aquí os dejo un capítulo. Después de leerlo, no tengo más que recomendarlo:

"Solía pensar que Padre y Madre iban a divorciarse,
porque tenían muchas peleas y a veces se enfadaban muchísimo. Era por el estrés
de tener que cuidar de alguien con Problemas de Conducta, como yo. Solía
tener muchísimos Problemas de Conducta, pero ahora ya no tengo tantos porque he
crecido y soy capaz de tomar decisiones por mí mismo y hacer cosas como salir de
casa a comprar cosas en la tienda de la esquina.

Éstos son algunos de mis Problemas de
Conducta:

A. No hablar durante mucho tiempo. (Una vez no hablé
con nadie durante 5 semanas).
B. No comer o beber durante mucho tiempo.
C. No gustarme que me toquen.
D. Gritar cuando estoy enfadado o confundido.
E. No gustarme estar en sitios pequeños con otras personas.
...
H. No gustarme las cosas amarillas o marrones y negarme a tocar cosas
amarillas o marrones.
I. Negarme a usas el cepillo de dientes si alguien lo ha tocado.
J. No comerme la comida si las diferentes clases de comida se tocan
entre sí.
...
M. Decir cosas que a la gente le parecen groseras. (La gente dice que
siempre hay que decir la verdad, pero no lo dicen en serio porque no se te
permite decirle a los viejos que son viejos o decirle a la gente que huele raro
o a un adulto que se ha tirado un pedo.)
...
P. Odiar F
rancia.
R. Ponerme furioso cuando alguien ha movido los muebles. (Estár permitido
mover las sillas y la mesa de la cocina porque eso es distinto, pero me hace
sentir mareado y enfermo que alguien mueva el sofá y las sillas en la sala de
estar o en el comedor. Madre solía hacerlo cuando pasaba el aspirador, así que
yo hacía un plano especial de dónde se suponía que tenían que estar todos los
muebles y tomaba medidas y luego volvía a ponerlo todo en el sitio correcto y
entonces me sentía mejor. Pero desde que Madre murió, Padre no ha aspirado
nunca, y mí me parece bien. La señora Shears vino a pasar el aspirador una vez
pero yo me puse a gemir y ella le gritó a Padre y nunca más volvió a
intentarlo."

[Canción recomendada: Najwa "I'll wait for us"]

6 Aeroguatutadas:

San Shepperdsen 21 febrero, 2006 23:24  

A ver... los becarios e investigadores leemos MUY selectivamente. Además de libros como éstos y unos cuantos blogues, las portadas de un par de periódicos, el 20 minutos, la Chuleta, la Gaceta Universitaria, las viñetas de El País, las novedades en um.es, la lista de anuncios de la Universidad, el Chemical Abstracts y tres cuentas de correo... ¡Ah! y la puerta del baño mientras aligeramos el intestino...
Ains, así no hay forma de acabar la tesis...

Meg 22 febrero, 2006 12:42  

Yo lo quiero leer cuando lo acabes. ¿Es tuyo o de biblio?

San Shepperdsen 22 febrero, 2006 14:45  

Es propiedad de tu ex-novio, que te lo presta gustosamente. De hecho, hemos quedado en que te sea suministrado en el mismo "pack" que cierta entrada para un evento inaurativo próximo.

Bésoles.

D.Z. 22 febrero, 2006 17:51  

Fíjate, ése fue uno de los libros que me recomendaron el pasado verano, y la verdad es que me gustó ;)

Un besazo

Mr.Celofan 22 febrero, 2006 20:26  

Que cosas más raras leéis los intelectuales.

Sr_Skyzos 22 febrero, 2006 23:18  

Créeme, Mr. Celofán, tiene mejor pinta de lo que pueda parecer. Yo sí que me he leído pestiños auténticos.



Aeroguatutú, que se llama "aero" porque vuela, "gua" por que va por el agua y "tutú" porque, cuando rueda por la carretera, hace "tú...tú..."


Boy Lornsen.


{elaeroguatutu@hotmail.com}