Mis queridos monstruos


…o “Me pareció ver un lindo gatito” o “Cambio radical”. Ponedle al post el título que más os guste.




Jocelyn Wildenstein. O la mujer hecha a sí misma. A golpe de bisturí. Ahí donde la veis (el que no haya apartado los ojos de las fotos) es la equivalente española a Isabel Preysler: una mujer high-society, conoce en Nueva York a todo aquel que es alguien…

De origen suizo, se tropezó con quien sería su futuro marido-exmarido (Alec Wildenstein) en un safari en Kenia; y como la niña tenía aspiraciones y era mona (sí, ERA guapa en sus años mozos) le hizo el baile de apareamiento de la gacela Thompson, quedando sus vidas unidas desde entonces. Y es que si hay una fortuna de cinco mil millones de dólares de por medio, yo me quedo pegado con Loctite, Poxipol y hormigón armado. Que esa fortuna se amasara por negociaciones con los nazis y expolios a fortunas y obras de arte en manos de familias judias… bueno, eso es otra historia.


Toda una vida de lujo se abrió ante ella: noches interminables en Studio 54, un apartamento en el World Trump Plaza, vestidos de 200.000 dólares, joyas por valor de 10 millones… Y unos cuernos que ni el reno de “Doctor en Alaska”. ¿Y cómo se retiene a un marido que le van las jovencitas y le gustan los felinos? Pues haciéndote unos arreglitos aquí y allá. Que si me quito las bolsas de los ojos, que si me rasgos los ojos como un lince, que si me amplío un poco más la boca y le doy forma de gato... Ahí arriba os dejo un cuadro comparativo: ¿dónde está el gatito y dónde Ms. Wildenstein?

Divorciada desde hace once años, en el reparto le tocó un palacete francés, su apartamentito neoyorkino, parte del holding hotelero keniata y una pensión mensual que es más que todo el dinero que voy a cobrar yo en tres reencarnaciones. Lo positivo de tanta operación es que Amanda Lepore ya no está sola y que Lachapelle tiene otra musa más. Lo negativo es que nunca coincidiré con ella… porque con ganas me quedo de tocarle la cara a ver si es de verdad…



[Canción recomendada: Towa Tei feat. Kylie Minogue "GBI (German Bold Italic)"]

14 Aeroguatutadas:

meltorm 18 abril, 2007 10:22  

bueno, bueno...esta tipa es bastante más monstruosa que la Lepore....cualquiera diría que se golpea la cara todas las mañanas contra una puerta.

es realmente ASQUEROSA.

yo de vd y en el hipotético caso de coincidir con esta tipa: NUNCA LE TOCARIA LA CARA...corre vd el riesgo de quedarse con parte de la mejilla pegada en su mano...

ale!! (y a ver si se dejan ver en alguno de los próximos y austrohúngaros eventos: hombre ya!!!)

-marsonico- 18 abril, 2007 10:38  

Debes saber que la Wildenstein sale en uno de mis libros de LaChapelle, así que no te digo máis nada ya. Es realmente horrible, no se arrepentirán de tantas operaciones???? Con lo monas que están antes de tanta mierda en la cara, ays.

Sr_Skyzos 18 abril, 2007 13:16  

*Meltorm: No la tocaría, ¿¿¿pero a qué crea duda???? Y a mí Lepore me parece un bellezón al lado de ésta.

*Marsónico: Lo peor es que es cierto. ERA mona. Siempre me pregunto qué cirujano es capaz de hacer estas cosas...

Meg 18 abril, 2007 13:16  

Yo creo que no se arrepienten, pero su imagen de la realidad y la belleza está muuuuuuuuuuuuuuuy distorsionada, porque no es nada bello acabar como una mamarracha.

Chiringui 18 abril, 2007 19:15  

Doctor en Alaska molaba un montón...

Yo me encuentro a esta señora por la calle y le tiro cacahuetes.

la nena 18 abril, 2007 19:41  

Era necesario este post?

Cayetana Altovoltaje 18 abril, 2007 20:32  

Yo también me pregunto cómo hay cirujanos que hacen esto. Está claro que a algunos se les olvida el juramento hipocrático...
Qué asquete.
Y además... la comparación ofende a los felinos.

Cayetana Altovoltaje 18 abril, 2007 20:33  

Por cierto, le pedí a mi hermano que me fotochopeara un encabezamiento galvanoplástico para el blog, y me puso la foto esa de los perritos en la peluquería, qué gracia.
Ya verás, ya.

MM de planetamurciano.tk 18 abril, 2007 21:41  

Ke dentera y ke mal está la gente de la azotea!

Sr_Skyzos 18 abril, 2007 23:29  

*Meg: No sé. Miss Lepore se dedica al mundo del espectáculo y, dentro de lo que cabe, sigue pareciendo persona. Miss Wildenstein ES un espectáculo en sí.

*Chiringui: Y a mí, que me estoy comprando la serie, y hasta junio no sale el siguiente pack. La de Twin Peaks ya le he acabado.

*La Nena: ES necesario. Y más en los tiempos de "Cambio radical", porque después de ver cosas como ésta, te vuelves a mirar al espejo y dices: ¿pa qué? ¡Si estoy estupend@!

*Cayetana: Yo siempre recuerdo la anécdota de Alaska y su cirujano. Ella se quería poner dos o tres tallas más de las que lleva, y el tío le dijo que nanay, que eso era insufrible (espalda y demás); por lo menos se lo reconoció.

Espero ansioso el nuevo look de tu blog.

*Murciana Marrana: Pero mu mal. Y a mí que me encanta la Lepore y sus canciones...

La Agrado 19 abril, 2007 22:12  

Mejor la Lepore que tiene más tetas, donde va a parar.

Me ha fascinado el rollo "me quiero parecer a un gato". Pensar que esto esta pasando en Suiza y nosotras no nos damos cuenta...

Sr_Skyzos 19 abril, 2007 22:52  

El mundo, que tiene esas joyas. Y yo soy leporino a muerte... vamos, ya me entiendes. Es que su canción "Champagne" es toda una declaración de principios.

Mr.Celofan 19 abril, 2007 23:10  

Nosotros aquí tenemos dos aspirantes al puesto que ocupan esas dos en su país.

Una es la Tamara-Ambar-Yurena; en el tema operaciones va por el camino de convertirse en una momia viviente. Lo que le falla es el tema monetario, no ha encontrado varón que la haga pudiente y al paso que va no creo que lo haga ( eso sin contar con su madre, a ver quien es el guapo que se le acerca a la chica ).

La otra es Bibí (Manolo para sus ex-vecinos); esta lo tiene más bien, el tema operaciones lo lleva por muy buen camino, ya parece una momia viviente. En el tema monetario se desenvuelve con bastante soltura. Pero parece que lo que la pierde de verdad son las trompas ( y no de falopio ).

Son dos candidatas muy válidas y que dan mucho juego, por lo menos yo me río con una y me asusto con otra ( y asustarme a mí es un poco difícil ).

Espero no haber ofendido a nadie con mis comentarios, el Sr.Skyzos ya sabe que yo soy así.

Verificación de la palabra:

PNEKEY

Que cada uno la interprete como mejor le parezca.

Sr_Skyzos 19 abril, 2007 23:21  

Call me Lady Champagne.

Bibiana me parece un modelo a seguir, por lo menos cada vez es más señora, cosa que no se puede decir de muchas que ya nacieron mujeres, ¿verdad Anita?

Y lo de Yurena... Seguro que es más simple que le mecanismo de un botijo y cuando hablas con ella hasta te da lástima. Pero tira de espaldas que pa qué.

Y el que se ofenda con tus comentarios, que se las vea conmigo.



Aeroguatutú, que se llama "aero" porque vuela, "gua" por que va por el agua y "tutú" porque, cuando rueda por la carretera, hace "tú...tú..."


Boy Lornsen.


{elaeroguatutu@hotmail.com}