El mismo amor, la misma lluvia



El refranero popular es un sinfín de sabiduría: No hay nada nuevo bajo el sol, el mismo perro con distinto collar...

Que el hablar de temas universales lleve a lugares comunes, es evidente. El amor, la paz, la amistad... La cosa está en diferenciar entre lo que es arte y lo que es plagio. Ayer estaba leyendo un libro de Arte y Mitología universal que me trajeron los Reyes Magos, regalo que le provocaría escoliosis al camello, o al menos una contractura muscular, no veas lo que pesa el libraco... (¡¡¡Skyzooos, regresa de Úbeda's Hills, ohtiah!!!) En fin, en un apartado sobre los diferentes mitos de transformaciones, me encuentro una historia sobre Píramo y Tisbe, que, sin lugar a dudas, sirvió de base a Shakespeare para su "Romeo y Julieta"
... Supongo que lo que distingue el plagio de la inspiración en otra obra sea el envoltorio con que lo cubras, y, en este caso, diría que lo supera. Ahí os dejo el mito:

"Píramo y Tisbe eran vecinos en la ciudad de Babilonia, y sus casas sólo estaban separadas por una pared. Se enamoraron y querían casarse, pero sus padres no lo permitían. Una antigua riña entre las familias vecinas se había convertido en una enemistad enconada. Píramo y Tisbe no podían hablar en público, pero encontraron un pequeño agujero en la pared que los separaba por el que susurraban palabras de amor (seguro que alguno le encontraría otra utilidad al agujerito en cuestión, ejem); a menudo le hablaban a la pared y le reprochaban que no ser abriera más para dejar que tendieran sus brazos y se tocaran (aaaacabáramos, ¿ves como todo el mundo tiene necesidades?)

Un día decidieron escapar. Convinieron en encontrarse bajo el moral que crecía junto al sepulcro de Nino. Tisbe fue la primera en escapar de su casa a medianoche, y se sentó bajo el moral a esperar a Píramo. Mientras esperaba, una leona acudió a beber de un río que corría junto al arbusto. Tisbe, asustada, fue a esconderse a una cueva. La leona le prestó poca atención, pues había ido a saciar su sed después de haber cobrado y devorado una presa. A Tisbe se le había caído el velo y la leona jugó con él, rasgándolo y manchándolo con la sangre de su presa.

Cuando Píramo llegó, rayaba el alba. Había suficiente luz para que el muchacho reparara en las huellas de la leona y viera el velo manchado de sangre, que reconoció como el de Tisbe. Deseperado, se dio muerte con su espada. Su sangre se derramó sobre las moras, que por aquel entonces eran blancas. Tisbe salió de su escondite en busca de su amado, regresando al moral, encontrándose a Píramo en un rojo charco. Le levantó la cabeza, y entonces él abrió los ojos por última vez y vio el rostro de su amada.
Píramo murió y Tisbe vociferó sus baldíos reproches al engañoso velo y a la leona. Las palabras no calmaron su corazon y acabó por coger la espada manchada de la sangre de Píramo para atravesarse con ella el corazón. Su sangre, como la de Píramo, salpicó las moras, siendo, desde entonces, de un rojo intenso como la sangre."

(*Off Topic: Esta mañana, en el coche, al ir a hacer un recado en "Radio 3" he escuchado la canción más triste de mi vida, "Forgiveness" de Perry Blake. He aparcado el coche y me he quedado dentro, como un panoli hasta que ha acabado. Me ha dejado k.o., como si me hubiese golpeado un martillo a lo Looney Tunes... Doctor, ¿es grave? Al final va a resultar que soy humano...)

[Canción recomendada: Loreena McKennitt "The Mystic's Dream"]

5 Aeroguatutadas:

Negro-emotivo 04 abril, 2006 15:18  

Si quieres escuchar una canción triste de verdad escucha "Letter to Dana" de Sonata Arctica, nunca puedo evitar emocionarme escuchándola ( y traduciéndola claro ).

EFESOR 04 abril, 2006 15:50  

ya conocia este cuento mitológico, ya he deborado tres libros así y son geniales, son el germen de todo lo que ahora contamos, o casi.

me ha gustado tus comentarios mientras la contaba :) lo amenizas.

josuered 04 abril, 2006 16:09  

"(seguro que alguno le encontraría otra utilidad al agujerito en cuestión, ejem)"

A ver si te piensas que entonces hacían las paredes como ahora que das un puñetazo y ves al vecino. Antes gastaban ladrillos de verdad, de esos que no venían ni con huecos. Macizos. Vamos que para pasarle al querido un bocadillo tenía que ser en esas barras de pan que venden largas y finas (¿baguettes?) o se perdía la barra.

Y en cuanto a los plagios e inspiraciones pues depende de si el autor original (o sus herederos) te reclaman. Pero no se llaman plagios, ojo, se llaman homenajes.

Sr_Skyzos 04 abril, 2006 17:35  

*Negro-emotivo: Apuntada y bajando...

*Efesor: Me encanta la mitología y los cuentos populares, sobre todo ver lo que se repite en diferentes culturas sin estar unidas (el mito del diluvio universal, la existencia de un dios supremo) Hay un libro sobre las variaciones de los cuentos que está muy bien, incluye una reseña semierótica del cuento de Caperucita Roja que se narraba en las posadas en Alemania en el siglo XVII.

*Josuéred: A lo mejor Píramo era primo de Príapo y fue el creador del "glory hole". Yo no digo ná...

Mr.Celofan 04 abril, 2006 18:24  

Voy a ser sincero, me he saltado todo el relato, soy un insensible.



Aeroguatutú, que se llama "aero" porque vuela, "gua" por que va por el agua y "tutú" porque, cuando rueda por la carretera, hace "tú...tú..."


Boy Lornsen.


{elaeroguatutu@hotmail.com}